neuropsicología-alzheimer

La Neuropsicología y el Alzheimer

En una de las publicaciones anteriores, hablamos acerca de la Neuroimagen como método diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer, la cual es de suma importancia para detectar su aparición de forma temprana, y así actuar inmediatamente con el uso de terapias alternativas, que puedan ralentizar los síntomas, y mejorar la calidad de vida de los pacientes por un tiempo más prolongado. Sin embargo, también existen otras técnicas para diagnosticar esta afección, que no se basan en las Nuevas Tecnologías, sino en el estudio de los trastornos cognitivos y  emocionales: La Neuropsicología.

¿Cuál es la Relación entre la Neuropsicología y El Alzheimer?

El diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer, debe realizarse de manera integral con ayuda de diferentes procedimientos, entre los cuales destacan la Neuroimagen, la neurofisiología funcional, marcadores de líquido cefalorraquídeo, etc. Pero no menos importante, tenemos dentro del proceso de evaluación, la parte neuropsicológica del paciente.

La Neuropsicología, tal como te indicamos en el primer párrafo, es la neurociencia encargada de estudiar las relaciones del cerebro y la conducta, por lo que juega un papel esencial en la detección del Alzheimer, tomando en cuenta, que esta patología afecta progresivamente las capacidades cognitivas, y por consiguiente, altera el comportamiento del individuo, generándole cierto grado de discapacidad, y pérdida de autonomía.

En el mismo orden de ideas, de acuerdo al estudio realizado por González M. y Comesaña A. (2009), titulado “Evaluación Neuropsicológica en la enfermedad de Alzheimer…”: “El incremento en la producción y desarrollo de gran cantidad de pruebas neuropsicológicas observado en los últimos años, permite concluir que es un área de investigación activa y
promisoria…es esperable que la optimización de sus resultados junto al avance de los estudios etiológicos y la detección de los factores de riesgo de la patología, se apliquen a la realización de diagnósticos diferenciales más precoces.”

IMENTIA

Una vez que un paciente es diagnosticado con Alzheimer, es imprescindible estimular las capacidades cognitivas para que el deterioro sea más lento, y así el afectado pueda mantener su independencia por más tiempo. Y entre las actividades de estimulación cognitiva, tenemos  IMENTIA, una Web/App que consta de actividades de destreza mental con este fin, y que además permite la participación delos familiares y amigos por ser una plataforma interactiva (IMENTIA Family).

Igualmente, facilita una herramienta a los profesionales de la salud con IMENTIA Pro, donde los especialistas pueden evaluar el progreso de sus pacientes, basándose en los resultados de los ejercicios previamente indicados, de forma individual según cada caso en particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *